• Nazaret Excelsior

  • Nazaret Excelsior

  • Nazaret Excelsior

  • Nazaret Excelsior

  • Nazaret Excelsior

  • Nazaret Excelsior

  • Nazaret Excelsior

¡Fin de semana de primera! Cada uno con nuestras familias estamos disfrutando de unos días totalmente sumergidos en la cultura de la Bretaña francesa. Algunos hemos ido a la costa, a otros nos han llevado al restaurante preferido de nuestros amigos a cenar... ¡Un sinfín de planes que no nos hemos querido perder!

En la mañana del domingo hemos compartido junto a las familias que nos acogen la misa y la posterior feria, que estos días inunda las calles de Quintin. Unos días en los que las tradicionales canciones, las casas, la comida y las ropas de antaño salen ante todos nosotros. ¡Toda una experiencia!
 
Ya se va acabando nuestra estancia en Francia, ¡pero aún nos queda un día para disfrutar al máximo!

 

Ya tenemos el fin de semana frente a nosotros. Antes de llegar, un último reto: compartir aula con nuestros ya amigos franceses. Al comienzo de la mañana, la directora del centro, Valérie Raveneau, nos ha guiado por el centro enseñándonos sus instalaciones, sus clases, laboratorios ¡e incluso unos frescos que pintaron los soldados alemanes cuando ocuparon la zona durante la Segunda Guerra Mundial!

Por supuesto, ha sido toda una suerte participar en las clases y poder ver las diferencias entre los sistemas educativos de nuestros países.
Además de atender y hacer ejercicios como un alumno más, alguno hasta se ha atrevido a salir a la pizarra y mostrar lo que vale todo un buen alumno del Colegio Nazaret. ¡Claro que sí!
 
¿Por delante? Un fin de semana con las familias que nos han acogido. Algunos ya saben que irán al cine, otros a visitar lugares cercanos, otros se quedarán en Quintin en la feria tradicional. ¡Cuántas historias que contar el lunes cuando nos volvamos a reunir!
 

 Nuestro segundo día de viaje ha cumplido todas sus expectativas. Tras descansar del largo viaje, hoy nos hemos metido de lleno en la vida de nuestros compañeros (y ya amigos) de Quintín. 

Tras conocerlos mejor durante la tarde de ayer, hoy hemos compartido juntos una actividad de iniciación a la vela. ¿Frío? ¿Quién ha dicho frío? Poder vivir una experiencia como tal nos ha hecho olvidarnos de todo aquello que en un principio nos podía molestar un poquito. Aprendiendo en francés cómo manejar una pequeña embarcación y con un muy buen trabajo en equipo... ¡primer reto superado!Para formar parte del colegio Jean XXIII, hemos comido con nuestros amigos en el centro. Por supuesto, a la hora propia francesa. Y tras un pequeño descanso, hemos ido a conocer la ciudad que nos acoge: Quintin

Amurallada, y con casitas salidas de cualquier cuento de Perrault, hemos andado por sus calles de piedra. ¿Acaso no es precioso? ¡Y no se nos olvidarán las normas que el protocolo francés tiene en la mesa! Las hemos aprendido en la exposición del Palacio de la Condesa.

Mañana nos espera un precioso día por dos bellos lugares de la Bretaña francesa. ¿Ya sabéis cuáles?

 

Es fantástico ver cómo los estudiantes de francés están exprimiendo al máximo esta pedazo de "OPPORTunité". Hoy no se han perdido ni un minuto del día.

Ya desde comienzo de la mañana, y siendo acompañados por una antigua profesora del colegio Juan XXIII, Florianne; hemos viajado en autobús hasta nuestra primera parada: Saint Malo. Esta preciosa ciudad costera nos ha abierto las puertas. No sólo hemos disfrutado de unas preciosas vistas, sino que también hemos aprendido un poco de la historia de los corsarios que aquí habitaron.
Tras pasar por la catedral de la ciudad y por el puerto, hemos puesto rumbo al Mont Saint Michel, lugar disputado por Normandía y por Bretaña, pero enaltecido por todos. Calles empedradas, estrechas, sinuosas escalinatas sin fin y, cómo no, el monasterio encumbrando el peñasco. Dentro hemos recordado las diferencias entre la arquitectura románica y gótica, y nos hemos sentido un poco "monjes" andando por el claustro y la sala capitular. ¡Una verdadera gozada!
Por último, hemos paseado por las medievales calles de Dinan, donde aún quedan casitas de ensueño fabricadas en madera hace cientos de años.
¡Mañana comprobaremos cómo estudian nuestros compañeros del colegio Juan XXIII! ¡Qué nervios!
 
 

Nuestros alumnos llegan a Quintin en su primera jornada de intercambio. ¡¡Los compañeros franceses del Colegio S. Jean XXIII les dan una calurosa bienvenida!!

Subcategorías