Se desarrolla a través del PDB (PROGRAMA DE DESARROLLO BÁSICO) y la PSICOMOTRICIDAD. El PROGRAMA FÍSICO, llevado a cabo con rigor y de manera sistemática, ayuda a conseguir una buena organización neurológica que no solo es capaz de ayudar al niño a alcanzar la excelencia sino que, además, posee la facultad de prevenir posibles dificultades en los aprendizajes futuros.