El objetivo del PROGRAMA MUSICAL es ayudar al crecimiento armónico del niño favoreciendo tanto el desarrollo de su capacidad musical como la sensibilidad artística y la disciplina que ello requiere. Desde los 3 años aprenden a tocar el VIOLÍN porque estamos convencidos de las palabras del Dr. Shinichi Suzuki: "Cualquier niño al que se entrene correctamente puede desarrollar una habilidad musical y aprender un instrumento".