ESTIMULACIÓN TEMPRANA

Cada momento de la historia tiene sus características que de alguna manera provocan los cambios, consolidándose como verdaderas fuerzas a las que hay que atender para poderles dar respuesta adecuada. Una de las fuerzas del cambio que hoy inciden en la educación, además de la globalización y de la tecnología, son los estudios de la neurociencia, los avances en el conocimiento del cerebro humano que ponen de manifiesto, entre otras cosas, la importancia de los seis primeros años de la vida de los niños. La neurociencia ha destacado la importancia de la educación, porque es la que “protege” el cerebro, además de facilitarle su pleno desarrollo. De acuerdo con ello, el Proyecto de Innovación Pedagógica de los Colegios Nazaret, porque el alumno está en el centro, comienza con la Estimulación Temprana desde los 0 años a fin de facilitar una buena organización neuronal del cerebro de los estudiantes mediante los diferentes programas que ofrecen el mayor número de oportunidades para que el cerebro se desarrolle adecuadamente, recordando que el cerebro es el recipiente que cuanto más se le pone más cabe. Se ha comprobado que los éxitos de la universidad están relacionados con la educación infantil y que es en esta primera etapa de la vida donde se evita el fracaso escolar.

La mayor libertad es el derecho a la inteligencia.

Dr. Glenn Doman

Ver más en: Colegios Innovadores