El Musical Mary Poppins trata sobre la familia Banks, que necesita ayuda porque los niños Jane y Michael son un tanto revoltosos y ninguna niñera es capaz de quedarse en esa casa de la calle Cherry Tree Lane.

La niñera mágica llega a casa de nuestra querida familia y hace que los niños vivan aventuras inolvidables, aprendan y disfruten lo que antes no habían vivido.

En octubre cuando nos anunciaron qué musical íbamos a hacer nos sorprendió bastante. Al ser una película antigua no nos imaginábamos cómo iba a ser, cómo se haría esa magia que aparece en cada escena…Pero al llegar los castings todos estábamos muy implicados en ello y con muchísimas ganas. Nos esforzamos por cumplir nuestro sueño que desde bien pequeños teníamos en mente. 

Esa semana fue bastante intensa ya fuese por los nervios o por la ilusión que nos emanaba de dentro. Pero todos hicimos una ‘piña’ desde el primer día y eso nos ayudó a prepararnos mejor para el gran día.

Cuando nos dijeron a algunos de clase que pasamos la primera fase, nos dejaron sin palabras. Solo nos teníamos que preparar mucho más para el casting final y confiar en que todos lo hiciéramos genial, había que dejar el listón alto para ponerlo difícil…

Llegó el día del casting final y el grupo que quedamos nos moríamos de nervios, pero con ganas de hacerlo. Entre unas cosas y otras, los protagonistas fueron anunciados.

Rubén y Candela seríamos Bert y Mary, qué fuerte.

Una semana después empezamos los ensayos, esos que teníamos tantas ganas de empezar. 

Una pequeña anécdota de los ensayos es que, cuando nos estábamos aprendiendo las letras del baile de ‘Supercalifragilisticoespialidoso’ parecíamos pollos sin cabeza… ¡Era muy complicado! Aunque ahora nos sale por inercia, al principio nos costó muchísimo.

Nosotros tenemos clarísimo, que el baile más difícil al que nos hemos enfrentado ha sido el de ‘Al compás’ con los deshollinadores. Porque manejar unos palos de deshollinador con pasos un tanto complicados y con un compás tan rápido nos costó mucho montarlo. Pero creemos que todo salió como quisimos, ¡incluso mejor!

A parte de la realización de este baile, lo que más nos costó fue el cambio de vestuario en plena escena, ya que es un cambio bastante rápido y si no teníamos todo preparado era difícil llegar a tiempo.

Nosotros queremos agradecer con todo el corazón a todo el equipo en general, al curso y a los profes que han hecho esto posible. Cada coreógrafo (que llevamos en el corazón), a Oliva porque ha hecho un trabajazo con el decorado y a Madre Mónica por impulsarnos a hacer de este musical algo mágico, porque nos ha cuidado a cada uno de nosotros.

También a nuestros compañeros y amigos, hemos hecho de este grupo la gran familia Banks. A los padres porque ellos son fuente de apoyo primordial en este momento de nuestra vida. Y finalmente queremos agradecer a nuestro colegio, por brindarnos esta oportunidad única que ha hecho que dejemos huella en nuestro paso por Nazaret Oporto.

Rubén Díaz y Candela Ortiz, protagonistas del musical Mary Poppins.